LO MÁS NUEVO

Lo que aquí se expone son meditaciones personales, no una doctrina. Si este espacio, nacido y expuesto desde la reflexión personal, ayuda a que otros reflexionen sobre sí mismos y orienten su vida hacia los valores del Evangelio, habrá conseguido su única finalidad.

domingo, 25 de septiembre de 2011

Desconectarse por un día



El  2 de octubre es el Día de la Desconexión. Se trata de una campaña mundial impulsada por el rabino neoyorkino Zechariah Wallerstein cuya finalidad es reaprender a comunicarse.

Básicamente la campaña busca  que apaguemos  el celular, la computadora y todo medio electrónico que afecte o reprima la verdadera y necesaria comunicación. Tomar un descanso, no restringirse por los cánones irrelevantes que aquejan a la sociedad post-moderna que manifiesta sus engaños por la conexión con todo el mundo, dejando que pase lo importante delante de los ojos.
  
Por unas horas hay que vencer la inminente necesidad de decirle al mundo que estás bien y que no se preocupen. Tratar de ser menos paranoico. Esperar la noche, hablar, compartir. Disfrutar el atardecer. Disfrutar la cena sin contestar el celular.  No preocuparse, relajarse, desconectarse. Al final, el mundo del cuál te desconectes seguirá siendo el mismo cuando vuelvas.

3 comentarios:

Angelo dijo...

A mi me parece necesaria y oportuna.
Un abrazo

Victor dijo...

Muy buena iniciativa, ojala y pudieramos correr la voz por todos los medios sociales para crear una mejor campana. Paz Y bien!

mar dijo...

Muy buen anuncio. Con un ratito al día concectados creo que es suficiente.
Un saludo