LO MÁS NUEVO

Lo que aquí se expone son meditaciones personales, no una doctrina. Si este espacio, nacido y expuesto desde la reflexión personal, ayuda a que otros reflexionen sobre sí mismos y orienten su vida hacia los valores del Evangelio, habrá conseguido su única finalidad.

sábado, 29 de enero de 2011

Escribir un blog quita tiempo...

...Pero de una forma extraña también lo da. El tiempo -el único tiempo válido, en este caso, es el subjetivo- sólo muestra su valor real cuando se tiene plena conciencia de haberle extraído el jugo, de haber vivido. Con un blog pasa un poco eso. Escribir un blog significa tener tiempo para pararse, haber podido pensar, haber echado un vistazo -aunque sea de corto alcance- atrás. Cuando los días pasan iguales y no hay impulso de contar, da miedo volver los ojos a ayer y no ver nada. No tener tiempo para teclear dos o tres frases es entonces una excusa salvadora para el no-vivir (no confundir con el sin-vivir), una razón poderosa para volver a aplazar... no se sabe muy bien qué. Escribir un blog -escribir simplemente o sólo vivir- roba minutos, a veces una hora, pero supone también dejar una marca en el nuevo trecho del camino ganado, hincar, como el escalador, otro anclaje que nos ayude a avanzar. Da igual que al final, si llegamos arriba del todo en nuestro ascenso, el premio no sea más que observar, ya sin fuerzas, el vasto paisaje que hemos dejado atrás. Y descansar.

Para que se anime “aquél” a escalar por estos medios.


8 comentarios:

Que lindo escribes y que cierto...El tiempo en ocasiones parece irnos de las manos y tratamos inútilmente de ser mas rápidos que el..

te invitamos a nuestra casa...
Abrazoss y bnediciones

Es cierto, escribir un blog quita tiempo pero son tantas las cosas positivas que ese tiempo "robado" a otras cosas me regala que creo que merece la pena.
Muchas gracias por esta entrada.
Un abrazo.

Oceanida dijo...

Asi es. Quita tiempo pero da muchas satisfacciones. En realidad es un bello descubrimiento donde poder expresar a muchas personas...que quizas nunca pudieramos haber conocido de otra manera.

Yo ultimamente, creo que hay que dedicarle el tiempo justo y arrojarse mas al exterior. Cuando miro a mi alrededor...se que a veces tengo que parar un poco de escribir tanto y atender a aquellos que no pueden obtener la ayuda por estos medios y que estan tan cerca de nosotros.

Aun asi, le doy gracias a Dios por haberme acercado a tanta belleza desde aqui.

Pues desde aqui, fue que empeze a creer en El.

Un fuerte abrazo.

Antes que nada, haz dejado tu casa muy hermosa.
Un blog quita tiempo, pero también da alegría.
Que ya estes muy bien.
Besitos.

Escribir necesita del tiempo necesario para aclarar las ideas, poner unas detrás de otras, discernir qué es importante decir y qué no, buscar la forma de expresarse y escribirlo por fin. Esto toma su tiempo y no es poco.

Pero sucede como cuando un arregla la casa. Toma su tiempo, pero es lo que nos permite vivir con orden e higiene.

Si encima, quien te lee te puede enseñar tu errores con sus críticas ¿Qué más podemos pedir?

Que Dios le bendiga :)

Estoy totalmente de acuerdo :-)

Angelo dijo...

Yo ya no lo considero un quitatiempo.Hablar de Dios, mostrarlo a los demás, compartir la fe,aprender a amar mejor, no puede ser algo que se añade, forma parte de la misma vida. Yo he edescubierto un modo de realizar mi pequeño apostolado, donde antes no había posibilidad de hacerlo. El tiempo que dedico al blog, es tiempo para amar.Y de lo que recibo ya ni te cuento
Un abrazo

Gracias.
Un abrazo