LO MÁS NUEVO

Lo que aquí se expone son meditaciones personales, no una doctrina. Si este espacio, nacido y expuesto desde la reflexión personal, ayuda a que otros reflexionen sobre sí mismos y orienten su vida hacia los valores del Evangelio, habrá conseguido su única finalidad.

martes, 2 de noviembre de 2010

La tragedia del suicidio

La pasada semana estuve cubriendo a un hermano sacerdote en la atención pastoral del hospital de la ciudad donde vivo actualmente. Me llamó la atención que en medio de accidentados y enfermos unos cuantos decidieron terminar voluntariamente su vida. El dolor y la muerte son realidades misteriosas, pero el suicidio lo  es muchísimo más.

A propósito de esto, viene a mi memoria una joven -a la cual vi en una interesante entrevista- con la idea venenosa de suicidarse. Ante la pregunta del periodista  del por qué de esa idea autodestructiva, asomaron lágrimas en sus ojos y contestó entre sollozos que el suicidio es una “honorable salida de esta vida”, ofreciendo así argumentos para quienes por una depresión se han desorientado y se sienten incapaces de seguir viviendo.

Pues esto me ha dejado la enseñanza fundamental de que hay que ayudar más y mejor a las personas deprimidas. Una manera es, por supuesto, cuidar bien la cercanía a ellas, pero otra manera de apoyarles es la de decir bien alto que no hay derecho a suicidarse, que el suicidio es siempre una penosa renuncia a la propia humanidad; que así como no nos hemos dado la vida a nosotros mismos tampoco podemos quitárnosla. Vivir no es un derecho, sino un deber cuyo sentido puede resultar costoso descubrir, pero del que jamás podemos excusarnos. No se puede demitir de la vida porque los demás nos necesitan. Vivir vale literalmente la pena: por eso el suicidio es una tragedia y no una solución. 

15 comentarios:

Abuela Ciber dijo...

Cuan cierto, no es solucion ni forma honrosa de dejar la vida.

Seres que no saben amarse y amar a los demsa en su invalidez deben ser socorridos.

Cariños

El suicidio es el producto de la soledad, la desesperanza y el desánimo, hay que estar muy atentos a las señales que una persona ahogada por el dolor y el sufrimiento va dando cuando esta en horas bajas.
La muerte nunca es una solución ni una honrosa forma de dejar la vida. Siempre entendí que era un acto de cobardía.

¡Hola Roberto!
Te digo que el suicidio es algo que la gente no quiere, pero lo hace, porque sabe que es una solución para salir de un problema, aunque ahí empiezan muchos más.
He sido tratada por muchos años en psiquiatría, y quienes hemos tenido problemas de ese tipo el suicidio es un pensamiento constante.
Solo le pido a Dios que yo no lo haga.
Concientemente no lo haré, pero en un descenso de mis químicos cerebrales no sé.
Te invito a visitar un lugar que comparto con alguien más. http://quierosuicidarme.blogspot.com
Besos.

Anónimo dijo...

Muy bonita publicacion........ que bonito fuera que todos aquellos que en algun momento se les cruza esa idea pudiesen leer esto... les ayudaria muchisimo!!!

Tema delicado. Conviene tratarlo con cuidado. A mi me han tocado un par de casos de cerca. Por supuesto que no es bueno, ya que algunas personas pueden quitarse la vida por frustración o rabia, pero recordemos que la mayoría de los casos se deben a enfermedades mentales. Tanto Juan Pablo II como Benedicto XVI, han dicho varias veces que no somos nadie para juzgar estos casos y que hay que dejarlos a la Misericordia Divina.

Hay una anécdota, creo que de Santa Teresa de Jesús. Impresionada, por la noticia de un hombre que se quitó la vida tirándose de un puente a un río, se puso a orar por esta persona. Cristo le dijo: "No te preocupes Teresa. Entre el puente y el río estaba YO."

Atentar contra la propia vida es algo que no tenemos derecho a hacer y no esta bien, pero no seamos soberbios, es a Dios, cuya Misericordia y Conocimiento son Infinitos, a quién le corresponde discernir cada caso. El ama a todos sus hijos.

Roberto dijo...

Ciertamente el suicidio es un tema delicado y por eso sólo lo traigo a colación de experiencias propias. Por eso no hago valoraciones de condena personal ni nada por el estilo, pues, como lo apunta usted, es sólo Dios quién conoce cada corazón.

Lo se, sólo quería comentarlo porque desgraciadamente, aún hay creyentes que tratan este tema con mucha ligereza y muy poca compasión.
Un saludo.

Roberto dijo...

Gracias! La Misericordia de Dios tiene sus caminos, no podemos querer aplicar criterios humanos. Para Dios no hay tiempo y El sabe que una persona puede encontrarse con la Salvación en cualquier momento, incluso en el lapso de tiempo en el que “cae del puente”.

Juan dijo...

Roberto, es una gran tristeza que la gente tome esa derrible decisión. Cuando tienen depresión deciden tomar esas drásticas decisiones, por eso nosotros debemos estar cerca de ellos para ayudarlos en todo lo posible. Tal vez en la soledad se encuentren demasiado vulnerables y caigan en lo peor.
Un abrazo.
Juan Antonio

mária dijo...

Creo que el que llega a ese punto es porque su sufrimiento es atroz y no encuentra otra salida. Morir no es de cobardes, se necesita mucha valentía. No podemos juzgar, hacerlo es fácil...ayudar es más difícil.

Me alegro que te gustara mi video.
Gracias y un abrazo.

eligelavida dijo...

Estoy de acuerdo con tu entrada. Más ayuda auténtica. El suicidio es antinatural en cuanto a que todos tendemos a luchar por sobrevivir. Cuando alguien ya no da ese paso o amenaza con quitarse la vida, está pidiendo ayuda a gritos. Muchas veces no prestamos atención a las peticiones de ayuda...

R.Flores dijo...

El suicidio sucede por la falta de atención por parte de nosotros a otras personas, amigos, familiares etc. En ocaciones podemos hacer mucho daño intencionalmente o sin darnos cuenta, con humillaciones, con palabras fuertes, indiferencias, falta de amistad, falta de apoyo, falta de cariño. etc. Esto influye muchisimo a dejar en estado de depresión y baja autoestima a las personas, las cuales se sienten excluidas, solas, piensan que nadie los/las quiere, que no son importantes para nadie y por tal razon llegan al acto del suicidio.

Anónimo dijo...

hola, mi comentario es para todos aquellos q como yo estan interesados en el tema del suicidio; alguno de ustedes alguna vez lo a intentado?; lo confieso yo si y no me a funcionado para nada las terapias con el psicologo ni los antidepresivos........