LO MÁS NUEVO

Lo que aquí se expone son meditaciones personales, no una doctrina. Si este espacio, nacido y expuesto desde la reflexión personal, ayuda a que otros reflexionen sobre sí mismos y orienten su vida hacia los valores del Evangelio, habrá conseguido su única finalidad.

viernes, 12 de febrero de 2010

Sobre la amistad


Creo que todos -en grado menor o mayor- hemos traicionado o sido traicionados por el olvido de lo que hemos vivido con los amigos. Cuando los “grupos” de amigos se apartan, los íntimos amigos de la niñez pueden convertirse en los más alejados e indiferentes fantasmas de la edad subsiguiente.

Personalmente, si hiciese la lista de los amigos perdidos, las anotaciones dirían olvido, indiferencia, falta de contacto, pero también caminos distintos y distancias grandes.

Se olvidan amigos remotos en el tiempo. Se abandonan amigos de la adolescencia que no crecieron al mismo ritmo que nosotros. Buscamos a amigos de toda la vida y ya no están. Vemos la decadencia de viejos y queridos amigos a los que ya no reconocemos o que ya no nos reconocen aún estando literalmente “cerca”. Pero cuando el tiempo es el que aleja es sólo porque nos está esperando. Porque en medio de una bruma distante, recordamos las afinidades, descubrimos juntos cuanto existe, reconquistamos lo vivido, volvemos a ser “grupo”, aunque sea por un momento y miramos con nostalgia las antiguas horas que vivimos “juntos”, como si nunca hubieran dejado de existir...

10 comentarios:

Angelo dijo...

Hace tiempo tenía una visión parecida, y me dolía haber perdido a gente que quería de verdad. Cada vez soy más consciente de que Dios va poniendo en nuetro camino a las personas que necesitamos para seguir avanzando. Cada una tiene un trozo de nuestra senda y a veces algunas nos acompañarán hasta el final. Un abrazo y la oración en María

...cuando se tiene un "amigo"...es para siempre...aunque el destino los separe e incomunique...es un sentimiento que se lleva dentro...
un abrazo

SCJM dijo...

Los amigos son como pequeñas luces que Dios nos regala en distintas etapas de nuestra vida, hay luces que se apagan al pasar el tiempo pero hay otras que no se apagan y siguen a tu lado y siguen ahi porque las seguiremos necesitando. Los amigos nos ayudan en momentos duros en nuestra vida, nos confortan, nos animan, nos sanan con sus abrazos y sonrisas.

Quien ha encontrado un amigo ha encontrado un tesoro.

Gracias por el post

La nostalgia de los amigos es un sentimiento que siempre está presente en la vida.
Ellos son nuestros compañeros del camino, por eso cuando ya no los tenemos al lado, el corazón los siente.
Como dice Alberto Cortéz: “Cuando un amigo se va, queda un espacio vacío que no lo puede llenar, la llegada de otro amigo”
Lo bueno es que uno tenga la capacidad de hacer amigos… que la nostalgia no nos cierre el corazón a los nuevos compañeros de vida.
Al final del camino, muchos estarán esperándonos para continuar caminando las sendas celestiales.
Que tengas una semana feliz, querido Roberto.
Bendiciones para todos tus trabajos y muchas alegrías junto a tu familia.

Rossy dijo...

Muy interesantes sus palabras sabe tiene toda la razon, duele mucho perder a personas a quienes se quieren mucho, por eso yo siempre e dicho q una buena amistad nunca termina y si pasa es porq nunca comenzo.... No lo cree... Animo P. Robert. BENDICIONES!!!!!!

Militos dijo...

La amistad es el sentimiento que nos acompaña desde la niñez, pero la vida nos aleja la mayoría de las veces de los primeros amigos, que sin embargo, siguen en el corazón.
A nuevas etapas, nuevos amigos, pero sin desprendernos de ninguno que lo sea de verdad.
El post es muy bonito y nostálgico.

Con cariño

rflores dijo...

Los amigos son la familia que nosotros mismos escogemos y como dice una frace por ahi son los hermanos que Dios olvidó darnos. Una vida sin amigos seria muy triste y aburrida...

Comprendo y siento gran sintonía con lo que nos cuentas. Quienes hemos tenido pocos amigos y encima han desaparecido de nuestras vida, sabemos que la amistad es un don. Dios nos lo da y nos lo retira según su plan eterno.

La única amistad verdadera y eterna es la que nos ofrece Dios... las demás solo pueden ser reflejos más o menos cercanos a la amistad de Cristo.

Saludos :)

m dijo...

mientras haya recuerdo no hay olvido...
las buenas amistades permanecerán en nuestras historias por siempre porque son parte de nosotros, de nuestros aprendizajes...

muy buen post...lo compartiré con mis amigos :)

muchos saludos!

Nunca sabes quién es amigo de verdad, hasta que tu vida entra en apuros, sea material o de salud.
Sino...podemos preguntarles a los enfermos renales crónicos o a los que padecen un cáncer a ver cuantos amigos e incluso familia les han dejado solos con su problema.
Como enfermera que fui durante 20 años, he oído los lamentos de los enfermos crónicos de la soledad que sienten de verse abandonados por sus amigos.
Con ternura.
sor.Cecilia Codina Masachs O.P