LO MÁS NUEVO

Lo que aquí se expone son meditaciones personales, no una doctrina. Si este espacio, nacido y expuesto desde la reflexión personal, ayuda a que otros reflexionen sobre sí mismos y orienten su vida hacia los valores del Evangelio, habrá conseguido su única finalidad.

sábado, 13 de marzo de 2010

Sinceridad en nuestras relaciones



Me ha sido interesante conocer, estos días, que el termino persona, en su sentido etimológico, significa mascara, pues así cubrían su rostro los actores en la antigua Grecia. Tal vez este significado no sea del todo fortuito porque, en muchísimas cosas, y por experiencia personal, las personas tendemos a comportarnos como actores en el gran teatro de la vida. Por una relación abierta y sincera encontramos mil que no lo son y por mil motivos diferentes. Como dice Shakaspeare en su Otelo: “…al prójimo le damos continuamente la mano, pero muy rara vez le damos abierta el alma.”
Los encuentros con nuestros prójimos se realiza, de ordinario, a través de conversaciones muchas veces banales en las que falta el interés; lo importante queda guardado en el armario de nuestra alma, y al prójimo le decimos cosas, pero casi nunca le decimos verdades. Y esa falta de honradez en lo que decimos da lugar a la critica traicionera, un mal mucho mayor que el primero.
Si el falso respeto humano es el que nos lleva a ser hipócritas, el verdadero respeto por las personas es el que nos lleva a ser sinceros con ellas porque les hace un gran bien. Y esta es la sinceridad constructiva que no suele abundar mucho en nuestras relaciones. Si la verdad dicha en tono de acusación y de reproche produce siempre una reacción airada, la verdad prudente que surge del afecto a nuestro prójimo es una gran ayuda para la corrección, y digna por tanto, de cordial agradecimiento.
La sinceridad, por tanto, no sólo es un imperativo moral de honradez; es también un ejercicio real de verdadero amor, ya que la atención, el interés y el respeto por la dignidad de nuestro prójimo pasa necesariamente por esa apertura de nuestra alma.

8 comentarios:

Me acertada su aportación.
El lenguaje del cuerpo es muy rico en expresividad, a poco vemos si somos o no un estorbo, si somos o no bien recibidos. Si cuando nos dan un apretón de manos este es fofón, aunque el invididuo mantenga uan cierta sonrisa, veremos que en el momento que nos sueltan la mano, las facciones sonrientes desaparecen. Dejamos huella de una calida y profunda humanidad cuando el apretón de manos dura unos segundos pero intensos y la sonrisa pernanece todo el tiempo siendo el encuentro francamente para dejar una buena huella de amistad.
Sor.Cecilia Codina Masachs O.P

Maricruz dijo...

Cuando establezco relaciones nunca me anticipo a que aquella persona sea así o asá. Eso me ha dado buenos resultados porque me permite ser sincera y abrirle el alma.

El problema para quienes tienen dificultad para hacerlo es que se anticipan, se ponen la máscara por temor a ser heridos, no dar la talla o lo que sea.

Quienes llevan máscara, realmente son dignos de compasión, por lo mismo y bajo esas circunstancias es cuando se hace más importante que brille en nuestra actitud el verdadero amor al prójimo del que habla.

CAMINANTE dijo...

De acuerdo contigo en el significado de la sinceridad.. solo una pequeña duda me aqueja: que hacer cuando se sabe que la verdad puede causar mucho mas daño que una mentira? hay logica en eso?
Un abrazo

Roberto dijo...

Sor.Cecilia, ciertamente el cuerpo manifiesta nuestras actitudes interiores, la superficialidad en las conversaciones y la adulación hipócrita, grandes vicios de la vida cotidiana, tienen en esa inautencidad su principal causa.


Maricruz, con cierta frecuencia tenemos prejuicios de los demás. Este es de tal nacionalidad, por lo tanto es así o asá. Aquel parece que es borracho, entonces... El otro es un mentiroso (sin más comentarios). El de más allá pertenece a tal grupo o a tal equipo de fútbol, etc. Sería bueno, de vez en cuando, quitarnos los lentes de los prejuicios para empezar a ver cosas y valores que no aparecen a primera vista. Abrimos el alma de para en par cuando nuestra palabra sincera rompe las barreras.


Caminante, la sinceridad ha de ir unida a la caridad para que sea una ayuda y un servicio. Aunque sean verdaderas no debemos decir ciertas cosas a nuestro prójimo cuando son, en si mismas, una ofensa. La sinceridad que se convierte en insulto ya no es virtud, sino pasión incontrolada. tampoco se deben decir ciertas verdades sin antes ponderar muy bien la índole de las personas, las circunstancias concretas, y el tono de nuestras palabras. Hay momentos en que debemos hablar y momentos en que debemos callar, porque el silencio, a veces, es ejercicio de prudencia, y no de hipocresía. Pero se dan muchas ocasiones en las que el amor a la verdad es también verdadero amor al prójimo, aunque nos duela decirla y aunque duela escucharla.

Angelo dijo...

Yo voy descubriendo que cada vez que muestro lo que soy ,y dejo a un lado los respetos humanos o la opinión de los demás, mis amigos crecen. Lo experimento de forma especial en el grupo de amistades creadas en la blogosfera. Jesús es nuestro modelo. Siempre se mostró tal cual era y denunció las máscras que otros se ponían. Un abrazo

La tolerancia nos está haciendo mucho daño. Tolerancia que nos impide darnos a los demás con sinceridad... ya que esto podría cuestionar a quien tenemos delante...

Dios le bendiga :)

SCJM dijo...

jaja me gusto el posts, estoy hablando de lo mismo en el mío. en la seccion ¿Qué nos dice el espiritu santo? un abrazo.

La verdad si, a veces aparecen en nuestra vida personas que por intentar quedar bien botan la dignidad de los demas, eso en verdad es vergonzoso pues la verdad siempre se sabe no, y por tales comportamientos llegan a ser insoportables.....
El falso respeto y la deshonradez siempre termina mal, ese titulo de ´´ámigo´´ no a cualquiera, cierto? POr eso la Importancia del Amor sincero solo asi se puede mandeter una verdadera amistad siendo leales primero con nosotros mismos y luego con los nuestros...

Muy bien dicho por usted mi querido amigo Robert.
LQM!!!