LO MÁS NUEVO

Lo que aquí se expone son meditaciones personales, no una doctrina. Si este espacio, nacido y expuesto desde la reflexión personal, ayuda a que otros reflexionen sobre sí mismos y orienten su vida hacia los valores del Evangelio, habrá conseguido su única finalidad.

viernes, 12 de marzo de 2010

Rostro en tierra


11 de diciembre de 2009

A las puertas de tu ordenación… estarás temblando, con temor y temblor! Qué grande el misterio! Qué increíble torrente de gracia! Qué instrumento tan desproporcionado! Y, sin embargo, ahí estarás, entregándote completamente, en don, en misterio, con todas tus debilidades, con todas tus habilidades. Será que el Señor no te conocía cuando te llamó? Será que no tenia cuenta de tus debilidades? Vaya que sí! De lo contrario no te hubiera llamado… y el saberte instrumento desproporcionado a lo que recibes es garantía segura a no confiarte de ti mismo sino en Ese que te ha llamado, en Ese al que te entregas. Es garantía segura de la Verdad que llevas en vasija de barro.

No estarás solo… Cuando te postres rostro en tierra, cuando toda la Iglesia estemos invocando la gloriosa intersección de los santos, Tú, ahí postrado, entregándote con todo tu ser, devolviendo lo que te ha sido dado como don a Aquel que te lo ha dado; entregando como obsequio tu ser que recibiste como don al inicio y, en esa entrega, tendrás miríadas y miríadas de Santos intercediendo por Ti, por tus debilidades, estarán ahí coronándote de gloria, haciendo fiesta porque tendrán en la tierra un nuevo ministro al servicio de Dios, un nuevo ministro que, como ellos en el cielo, preste su servicio al altar aquí en la tierra.

Quizá no tengas más tiempo de seguir leyendo, estarás tan lleno de cosas que resolver, asuntos que poner en orden, una vida por entregar. Te escribiré cuando haya pasado el gran evento para toda la vida. Por hoy, me despido de ti, quedándome cercano a ti en una humilde oración. Que Dios que ha comenzado en ti esta obra buena, Él mismo la lleve a término.

Un fuerte abrazo!

Reynaldo.

8 comentarios:

Roberto dijo...

Con tan sugestivo título me enviaba, hace algunos meses, un e-mail, mi buen amigo Reynaldo. Lo quiero compartir con ustedes, abriendo así una nueva sección en este espacio. Saludos!

Anónimo dijo...

Realmente esto me mueve a recordar y revivir mi profesion religiosa , en estructura y sustancia nada que ver con la ordenacion , pero en esnecia es lo mismo , la Fuerza Divina que consagra, renueva , unifica y purifica , me hace retomar laas riendas de mi vida , volviendo al Primer Amor , puro y tierno , fresco y renovado , sincero y leal pero a la vez vulnerable y fràgil , la fuerza de la Oracion renueva y unifica , mantiene los motores encendidos y renovados , a Dios la Gloria por que me llamo desde siempre y me invito a compartir con El su Suerte ,,, ser Amada y amar con su Corazòn , recuerdo ahora mismo cada momento de mi profesion , el dia y la hora que con gran alegria y entusisamo de mujer enamorada , dije SI a mi Jesùs , es algo inborrable , insustituible y en el momento de la prueba esto me alienta a darme cuenta que El lo es TODO , que vale la pena renunciar a todo por El , aun a mis sentidos , todo le pertenece , EL sabe como volver a los o vejas a su redil y purifica la vida , la existencia ,, los sentidos y sentimientos, gracias a Dios que nunca me abandona y me envia lo que necesito en el momento exacto , su ESCARMIENTO en mi vida es AMOR unico y verdadero , manisfestado en lo circundante palpable o no El esta ahi , aqui POR SIEMPRE
Ahora concluyo con Pablo " TE BASTA MI GRACIA" ,
Mi humilde comentario nacido del corazon sin elaborar , simplemente sale y se escribe y cn ello agradezco a El todo lo que me da dia a dia
Gracias ROberto
Su amiga
Aby

Angelo dijo...

Siempre me impresiona ese momento en que los profesos religiosos, los diáconos y los sacerdotes y obispos se tumban rostro a tierra para pedir la intercesión de los santos. La carta es preciosa. Ojalá en todos los que eligen el camino de la entrega al Señor en una consagración mayor, puedan cumplir lo que tu amigo te dice: " el gra evento PARA TODA LA VIDA"
Unidos hoy en el Rosario. Un abrazo

"En verdad, en verdad te digo: cuando eras más joven te vestías y andabas por donde querías; pero cuando seas anciano extenderás las manos y otro te vestirá, y te llevará adonde no quieras." (Jn 21,18)

Cuando un madura y se tiene Fe,... lo único lógico es dejarse ceñir y vestir por el mismo Cristo.

Me emociona pensar en el voto que realizó y el sacramento que recibió a cambio.

Dios es grande y merece ser alabado. Dios le bendiga :)

Reynaldo dijo...

Muy querido Escalante (Diàcono Escalante):
Me ha da tanto gusto leer las lìneas que en su momento escribì para tu Ordenaciòn Diaconal. Hoy he participado - con el coro - en la ordenaciòn de uno de mis companeros de Colombia que ha sido Ordenado Diàcono en la Basìlica de San Pedro. Manana, domingo 14, tenemos la Celebraciòn Eucarìstica en que seràn conferidos los ministerios de Lectorado y Acolitado a algunos de mis companeros; yo serè el Ceremoniero.
Son grandes eventos eclesiales que nos recuerdan que, aunque la Iglesia estè constituìda por hombres, Quien la guìa es el Buen Pastor.
Me encomiendo a tus oraciones y cuenta con las mìas. Nuevamente gracias por publicar mi lìneas escritas hace ya varios dìas.
Pide siempre al Senor: Da quod iubes et iube quod vis!
Un abrazo!
Reynaldo
P.D. Te estoy escrbiendo cuando ya casi son las 12 de la noche, entre sàbado y domingo.

Reynaldo dijo...

P.D 2: Estoy despierto a estas horas de la noche porque justo estoy terminando las listas de la Ceremonia y escribiendo en pàgina aparte las fòrmulas de entrega de la Sagrada Escritura (para los Lectores) y del Càliz con el Vino (para los Acòlitos): es emocionante!!!
No olvides volver al amor primero!!

CAMINANTE dijo...

que carta tan bella, tan llena de amor, tan sincera. Que fe!

Soñadora dijo...

Roberto, he leido esta maravillosa carta y he terminado con los ojos mojaditos de lágrimas de emoción. Siempre que me ha tocado ver una ordenación sacerdotal he sentido gran emoción al ver una entrega tan completa al estar postrados ante Dios. Creo que sabes que mi hijo también es seminarista, por eso ha de ser que me conmueve tanto.
Dios te de muchas bendiciones en tu camino!