LO MÁS NUEVO

Lo que aquí se expone son meditaciones personales, no una doctrina. Si este espacio, nacido y expuesto desde la reflexión personal, ayuda a que otros reflexionen sobre sí mismos y orienten su vida hacia los valores del Evangelio, habrá conseguido su única finalidad.

jueves, 18 de marzo de 2010

Desahogo


A veces es necesario revisar lo que uno escribe frente a lo que se hace, no por afanes místicos, sino por un ejercicio de coherencia y de comunión con uno mismo.

Si uno vive en un país como El Salvador, o al menos si ha nacido en él, es casi una costumbre quejarse de todo, criticar mucho y más aún no hacer nada. Y yo me quejo mucho, y critico. Pero revisando los papeles, a tenor de ser sincero, hago poco, nada casi. Como todos, voy, sin martirizarme demasiado. Y es normal. Sin caer en un recurso propio de Coelho, diría que cuando más se necesita un empujón para mejorar, lo obvio, y lo normal, es hacer lo opuesto. Y esto por diversos motivos.

Quizás yo soy intolerante desde el nacimiento. No soporto a los criticones mal intencionados, y más de esos que lo hacen a la espalda, a los que hablan públicamente de lo orgánico de sus proyectos con el afán de ser reconocidos y alagados, a los que reparten sonrisas solapadas, a los que creen que son los únicos que tienen la razón y esto en todos los asuntos, a los emos embutidos, a los que me dicen amigo sin conocerme. Esos, entre otros.

Y ante estos asuntos, hace falta fraternidad, por supuesto. Lo reconozco, pero nunca lo he dicho públicamente. Eso pasa cuando uno es considerado arrogante, cuando por prejuicios se ponen cercos pesados, como las fronteras, ante las diferencias.

En esto no hay enseñanza moral; se trata de lo que somos, o en este caso de lo que soy, y de lo que me impide hacer cosas verdaderamente beneficiosas. No creo que cambie, no sé si la verdad quiera hacerlo, pero necesitaba desahogarme mientras reconocía mi defecto y de lo concupiscente que resulta uno a veces.

9 comentarios:

Oceanida dijo...

Reconocer los defectos es de sabios y nos hace nobles.

Un saludo.

Cuando uno hace un balance de su vida, ve pasar todo lo bueno y lo menos bueno que ha vivido o ha sido consecuencia de que otros lo vivan. Lo importante no es haberse equivocado y reconocelo, lo grave hermano Roberto es creer que no tenemos solución, que somos así o asa y no vamos a cambiar.Eso es un suicidio espiritual. Así pensaba yo, que meticulosamente llevaba una agenda con planes y metas a conseguir en corto y largo plazo y que revisaba en las fechas que me había programado para tomar medidas correctoras a mis planes. Pero mi espíritu no estaba en esos planes, Dios no contaba en lo que deseaba hacer. Pero un día viendo que todo lo había conseguido, me di cuenta que me faltaba algo.y supe en mi interior que era Dios que me pedía lo pusiese en mis planes.¡Fíjese que no es yo en sus planes , sino él en los míos!Y al poco tiempo deje de ser la mediocre persona que era y me convertí y eso implicaba cambiar muchas cosas de mì, pero como Dios estaba en mi y en mis planes Cecilia se enamoró de Cristo y cambié porque el amor me lo exijía muy intensamente. Fui lo que fui y ahora ando en ser lo que soy una monja dominica que ama a Dios y no para de anunciarlo sin ninguna vergüenza, al contrario, fui la pecadora que se enamoró de Jesús porque no la acusó, solo le pidio«No vuelvas a pecar». Intente cambiar de actitud, usted puede ser mejor de lo que es, ponga Dios en sus planes, es un negocio seguro.
Creo haber interpretado lo que nos ha comunicado, deseo que lo que le he contado de mí , le ayude a usted y a otros.¡Cuando lo piendo...meter a Dios en mis planes, qué barbaridad! pero así ocurrióya estaba tocada por su amor sin yo saberlo.
Reciba mi ternura
Sor.Cecilia Codina Masachs O.P

Roberto dijo...

Oceanida, pues reconocer los errores propios permite, también, descubrir que existe el perdón, la misericordia, especialmente que podemos ser mejores cada día un poco. Gracias!


Sor.Cecilia, agradezco su profundo comentario que ha surgido, sin duda, de su interpretación del texto. Muy loable su recomendación y, como no, la tomo muy en cuenta para mi vida. Gracias por compartir su experiencia personal. Ahora bien, desde mi subjetividad el texto va por otro lado, es simplemente un desahogo que a veces se es necesario hacer. Por eso hice la debida aclaración al final: "en esto no hay enseñanza moral". Saludos!

Anita dijo...

Roberto, el "desahogo" es un acto de amor propio que no solo es beneficioso para nuestra salud mental y fisica, sino tambien para nuestro espiritu. Cuando lei esta entrada, vi tu persona plasmada en ella, de pies a cabeza; digo esto porque siento que es necesario conocerte en una forma profunda, para comprender lo que estas comunicando y transmitiendo en tu desahogo. Puedo decirte sinceramente que siento has crecido, has madurado, y has demostrado una humildad transparente, humildad que muchas veces dude fueras capaz de demostrar. Creo que desde "aquel " dia en el cual te conoci, hasta ahora, has caminado muchos caminos,experimentado muchas etapas, tropezado con muchas rocas en el camino y bebido de muchas aguas cristalinas que te han dado vida y energias. Hoy puedo decirte que estoy viendo un gran cambio en ti, no solo a un nivel espiritual, sino tambien humanamente. Reconocer tus defectos es algo tremendamente noble , eso para mi, me da a entender que estas siendo transparente contigo mismo y los demas y esta accion es tremendamente respetable y digna de admirar! ALgunos cambios de caracter y personalidad son posibles, otros no, y el aceptar esta posibilidad e imposibilidad es algo que se debe enfrentar y plantear de frente y en forma sincera, y eso tambien lo has dicho y afirmado. El saber convivir con nuestros seres queridos, sean estos familia, amigos, hermanos en Cristo, etc, es un "arte " muchas veces dificil de manejar, comprender y practicar con eficacia. Eso me pasa a mi (creo lo sabes muy bien ) y a muchos rutinariamente.

Y por el gran afecto y tremendo carino que tengo por ti--y por todas las cosas que hemos vivido dentro de nuestra amistad, quiero decirte que despues de leerte, mi respeto y amor por ti es mas grande y real que nunca. La vida nos ofrece de dulce y de amargo y en este contexto debemos siempre recordar que cuando Dios es el capitan de nuestra vida , lo amargo siempre es una via a crecimiento, perfeccion, madurez y al amor de Cristo. No puedo dejar de decirte, que tu has sido siempre, un motivo de apredizaje en mi vida. Creo faltarian palabras para describir lo que ha sido para mi ,conocerte; todos los elementos que han dado vida a nuestra amistad, lo dulce y lo amargo, me han hecho crecer como mujer y ser humano. Gracias Roberto por compartir tu vivencia. Espero sea motivo de reflexion para muchos lectores. Un abrazo gigante para ti.

Maricruz dijo...

Creo, que en el camino de configuración a Cristo no hay nada más hermoso que reconocerse humano.
Enhorabuena, que todos los desahogos sirvan para eso.

Norma dijo...

Gracias por la entrada, gracias por los comentarios. Las entradas en los blogs y los comentarios que dejan me hacen reflexionar. Un abrazo desde Argentina.

Ara dijo...

Roberto, no te conozco así que no te llamaré amigo pero pasaste por mi blog y quise saber de ti, he leído tu desahogo y te diré que llevo toda la vida desahogándome, llevo toda la vida huyendo de muchas de las cosas que has puesto en tu entrada, siempre creemos que no vamos a cambiar pero luego la vida nos va moldeando a veces pienso que a su antojo sin contar con uno mismo, a veces creemos que no hacemos nada y en verdad podríamos hacer mucho más, pídele a Él, seguro que gustoso te enseñara el camino.

Dios sabe sacar obras y logros de nuestras debilidades y desidias. De nuestra melancolía es capaz de sacar poesía que da noticia de El. De nuestros errores, ejemplos para que quienes nos vean sepan qué no deben hacer.

De la tremenda ignominia del asesinato de un inocente... obtuvo nuestra redención.

A veces nos olvidamos que la voluntad de Dios siempre se cumple.. aun sea a nuestra costa. Donde abundó el pecado... sobreabundó la gracia.

Es un misterio. Ahora también podemos actuar según el plan de Dios y plenos de su Espíritu... por lo que debemos orar.

Dios le bendiga :)

hola.
Sinceramente le admiro Rober no cualquiera tiene el valor y el coraje de admitir sus errores la verdad tal acatitud requiere de valor y en verdad de mucho valor. A menudo no nos gusta que nos corrigan lo que no esta bien pero su sinceridad me a aminado a ser mas transparente con los que considero amigos y quiero, la verdad la lealtad es un don muy maravilloso q se lo pido a Dios a cada momento para no hacear sentir mal a las personas que quiero.
Como usted decia en otras lineas
-Y estoy muy de acuerdo en eso- no se puede jugar a tener dos caras, eso es asi esq la base de la amistad es la sinceridad.
La verdad su valor me anima a mejorar lo q no esta bien en mi vida, a menudo decimos cosas que no estan bien y hay que enmendarlas.

Gracias por animarme con sus lineas para mi visitar su espacio es algo fundamental usted es la persona mas maravillosa que Dios puso en mi camino y le pido a Dios que siempre lo guarde para seguir compartiendo su bella amistad.
Animo es sus proyectos le deseo lo mejor para lo que se le avesina.

Le aprecio de una manera super especial usted sabe.
Animo Robert. Abrazoz fuertes!!!