LO MÁS NUEVO

Lo que aquí se expone son meditaciones personales, no una doctrina. Si este espacio, nacido y expuesto desde la reflexión personal, ayuda a que otros reflexionen sobre sí mismos y orienten su vida hacia los valores del Evangelio, habrá conseguido su única finalidad.

jueves, 16 de junio de 2011

Nostalgia



Existe una versión romántica de la nostalgia que nos remite al recuerdo dulzón o entrañable. Es la nostalgia que nos permite tener una visión feliz del pasado. Pero la nostalgia, en su sentido más profundo, es otra cosa. No es pues sólo un recuerdo, sino el recuerdo doloroso de aquello que se añora. Por tanto, si el recuerdo mira hacia el pasado, la nostalgia es la presencia dolorosa de algo ya ausente, reuniéndose, en ella, pasado y dolor.

Dolorosamente se echa de menos lo que se ausentó, lo que se perdió, y es este dolor el signo de que lo recordado fue, en su momento, algo único, singular. Este dolor en el recuerdo, este dolor en la memoria, da la clave para preguntarse qué fue ese algo, o ese alguien, que se perdió.

Pero la nostalgia no es sólo cuestión del pasado porque extiende su sombra hacia el futuro. Lo doloroso de la nostalgia no es sólo pensar que algo fue y ya no es, sino tener la certeza de que ya nunca podrá haber  algo igual. Si para el nostálgico el pasado aparece habitado por el dolor, el futuro aparece deshabitado de toda esperanza: lo que fue, ya no es ni nunca podrá ser.
Por eso, una persona afecta de la nostalgia la padecerá siempre si no logra despojar al objeto perdido de aquellos rasgos o cualidades que lo volvían único, para hacerlo algo más normal y poder desprenderse de ese dolor que le impide vivir el presente. 

7 comentarios:

A veces hay que desmitificar los recuerdos, hay que darle el valor real de lo que en su presente fueron sino se corre el riesgo de idealizar las situaciones y quedarse estancados en un tiempo que ya no volverá.
Especiales gracias por esta entrada.
un abrazo.

La Nostalgia. Cuando uno la siente se llena de pensamientos pasados, presentes y futuros.
Hay que intentar ver la luz en la nostalgia que a veces nos ayuda y a veces nos enreda.
Un saludo y gracias por tu blog.
CiT.

R.Flores dijo...

Rosy F:
Es importante que aprendamos a recordar lo pasó; pero sin que nos afecte el presente ni el fututo, de lo contrario viviremos una vida triste e infeliz.

Como lo dices, claramente, en tus reflexiones...

LA NOSTALGIA...conecta con el pasado, y se extiende al futuro.
Cuando uno medita, reflexiona sobre las realidades "presentes", inmediatamente el espíritu se remonta a lo que fue, y así deduce lo que puede ser bueno en el porvenir.

LA NOSTALGIA...no siempre se refiere a cosas malas o indeseables, es una emoción del espíritu humano que hace referencia a experiencias buenas, deseables eternamente.
Con amor y paz.

El hombre añora a Dios. Desde que salió del Edén, busca por todas las partes el Edén que es El Mismo Dios. Y por eso nunca queda satisfecho... hasta que llegue su plenitud...
Saludos en Cristo...

Angelo dijo...

de vez en cuando la nostalgia nos ayuda a valorar muchas cosas que corren el riesgo de pasar desapercibidas.
Abrazos

Portill dijo...

Pienso que los recuerdos especiales son maravillosos, ya sea bueno o malo lo que hayamos vivido, todo y cuanto ambos los veamos de lado positivo.
Abrazos.

Su amiga por siempre que le quiere.