LO MÁS NUEVO

Lo que aquí se expone son meditaciones personales, no una doctrina. Si este espacio, nacido y expuesto desde la reflexión personal, ayuda a que otros reflexionen sobre sí mismos y orienten su vida hacia los valores del Evangelio, habrá conseguido su única finalidad.

miércoles, 29 de diciembre de 2010

Fin de año

En primer lugar les deseo, de corazón, un venturoso y muy feliz año 2011. Que la sonrisa y la paz de Dios los acompañen todos los días de este nuevo año que ya casi estrenamos. 

Ojalá que en el nuevo año, los mensajes y deseos de paz y felicidad que son característicos de este tiempo, estén mucho más cerca de la realidad. Que no sean simples deseos sino hechos concretos que vayamos construyendo día a día, en lo pequeño y sencillo de nuestras vidas, que es el lugar donde realmente podemos influir para que el sueño de Dios de hacer un mundo de hermanos que se alumbró en la noche de Belén, siga haciéndose realidad en nosotros, en nuestras familias, en nuestra patria, en la Iglesia. 

Este año ha tenido una connotación especial en mi vida: Dios, en su infinita misericordia -a través de la Iglesia- me ha concedido el sacerdocio ministerial. Así es amigos, Dios se ha valido de mi carne débil para hacerlo presente en el mundo ¿Habrá muestra de amor más grande para un pecador cómo yo? 


Con los mejores deseos de quien escribe con mucho cariño este espacio, les hago llegar también mi agradecimiento por las palabras de ánimo, por las sugerencias y las críticas, y sobre todo, por esa fidelidad de ser lectores, que me impulsa a seguir haciendo de este medio de comunicación, un apoyo para la misión que la Iglesia está llamada a realizar en el mundo para bien de la humanidad. 

¡Deo gratias! 

8 comentarios:

Mis mejores deseos para este 2011.
Que sea un año lleno y pleno de trabajo,salud,amor y felicidad.
Un beso.

Patricia dijo...

Pues lo primero, muchas felicidades por el don que se te ha regalado: ser sacerdote de Jesucristo. Eso sí que es un regalazo gigante. Y lo segundo, gracias por tus deseos para el nuevo año.

Que el Señor te conceda permanecer fiel toda tu vida. Él te guarde y bendiga

Kara dijo...

Igualmente Roberto. Feliz 2011 ¡¡¡¡

Hola, Roberto.

Gracias por el tiempo compartido:

¡FELIZ NOCHE VIEJA Y VENTUROSO AÑO NUEVO!

Abrazos.

En primer lugar doy gracias a Dios contigo por que Él te llamo y tu le diste el Sí que Él quería.
En segundo lugar doy gracias porque durante este año he podido enriquecerme con tus escritos.
En tercer lugar te agradezco tus buenos deseos para el próximo año que dentro de muy poco ya empieza y por último, te expreso esos mismos deseos, que el próximo año este lleno de momentos de felicidad, trabajo y alegría en la presencia de Nuestro Señor.
Un abrazo y lo dicho, Feliz año nuevo!

Ruega por nosotros Santa Madre de Dios.
Feliz inicio de año y decada.
Que busquemos la santidad.
¡Felicidades a tí y a quienes te rodean!

Miriam dijo...

Feliz año también para ti Roberto
Este seguro será especial, muy muy cerquita del Señor.

mar dijo...

Sigue escalando con tus entradas, vamos todos contigo.
Un abrazo