LO MÁS NUEVO

Lo que aquí se expone son meditaciones personales, no una doctrina. Si este espacio, nacido y expuesto desde la reflexión personal, ayuda a que otros reflexionen sobre sí mismos y orienten su vida hacia los valores del Evangelio, habrá conseguido su única finalidad.

lunes, 25 de octubre de 2010

La ley del hombre joven

Hace algunos años pude leer en la biblioteca del Seminario Mayor en Sololá (Guatemala) unas frases que se me quedaron grabadas y que por supuesto anoté en mi cuaderno de notas rápidas. Fueron escritas por un insigne catedrático, que lamentablemente he olvidado como se llama, y esto por no anotar su nombre. Hacen referencia a lo que supone ser joven, definición que por lo visto no está sujeta a época, tendencia e incluso a edad cronológica.

Creo que los ideales propios, de los cuales he hablado en más de una ocasión y de los que voy siempre a hablar –si Dios me lo permite- responden a esta sencilla enunciación:

"Mirar al porvenir, al mundo entero, al alegre proyecto, al noble horizonte que merece la pena, es –hoy, mañana y siempre- la ley de los hombres jóvenes."

Estarán conmigo que tal ilustración es maravillosa, pues cada joven lleva en su corazón el ideal que tiene y espera de la vida. El caso es que todos tenemos un joven en nuestro ser, que es tanto como anhelar algo, algo asequible, y ese anhelo cada cual lo forja según su talante, para comprometer luego en él su propia vida.

8 comentarios:

Angelo dijo...

Conozco a tantos y tantas que puede aplicarse tal enunciado. No siempre acorde a su físico. Cada vez entiendo más lo de joven de espíritu. Veo tanto cuerpo joven que anda envejecido y en oscuridad .La ley del hombre joven está realmente en la juventud del alma.
Abrazos

UNA VEZ...siendo noche, el anciano Nicodemo buscó al Maestro Jesús, y le preguntó:
"Puede un hombre anciano entrar en el vientre de la madre y nacer de nuevo, como un hombre joven?

Y el Maestro le habló sobre el poder del Espíritu de Dios, que renueva las mentes y los corazones de los seres humanos.
Juan 3,1-4

Edit dijo...

Hermosa entrada.
Soy una joven mas, de espíritu digo, je, je...
Cariños.

Edit dijo...

Hermosa entrada.
Soy una joven mas, de espíritu digo, je, je...
Cariños.

Esto es tanto como decir que todo cristiano es joven eternamente porque todo cristiano tiene el anhelo de llegar a la meta soñada y reunirse con Dios algún día.Gracias!

Pato´s dijo...

BELLA ENTRADA! CUANTA RAZÓN TIENE TUS LETRAS QUE SE QUEDARAN RESONANDO POR SIEMPRE EN MIS OÍDOS!
QUE TENGAS UN MARAVILLOSO DÍA:)
MILES DE BESOS DE CHOCOLATES:))

eligelavida dijo...

Estoy convencida de que todos llevamos un joven dentro, con ganas de convertirse, de comprometerse, con fuerza para acabar lo comenzado. La cuestión es dejarle actuar.

Un abrazo!

El porvenir... tantas veces nos olvidamos de las buenas cosas que somos capaces de hacer si nos lo proponemos. Buena ley... DTB