LO MÁS NUEVO

Lo que aquí se expone son meditaciones personales, no una doctrina. Si este espacio, nacido y expuesto desde la reflexión personal, ayuda a que otros reflexionen sobre sí mismos y orienten su vida hacia los valores del Evangelio, habrá conseguido su única finalidad.

viernes, 15 de julio de 2011

Corto de tiempo




Hablaba con un colega sobre asuntos a poner en marcha. Al buscar fechas le dije algo sobre lo muy ocupado que estaba yo o quizá sobre lo ocupadísimos que estábamos ambos. No recuerdo exactamente cómo lo formulé, pero sí la cara de desagrado intenso que se le puso y el comentario inmediato, casi enfurecido: “No, perdoná, yo soy el que no tengo tiempo”.

Me había equivocado de buena fe, porque lo cierto es que padecemos las angosturas de este tiempo nuestro, donde es imposible cerrar la jornada porque te persigue el teléfono celular. Los nuevos medios ensanchan tu capacidad de obrar: puedes hacer más, a mayor velocidad y desde cualquier lugar. Pero precisamente por eso, el tiempo libre -que siempre tiene mucho que ver con el silencio o con la compañía buscada- se estrecha irremisiblemente hasta casi desaparecer. Entre otras razones, porque no puedes decirle a nadie que no tienes tiempo, que estás muy ocupado o que tu tarde esta agitada: inevitablemente pensarán que no tienes tiempo... para ellos, y sí para muchas otras cosas, cuando en realidad querrías dedicarles más a ellos que a esas cosas, pero no puedes, y te agobias aún más.

Ciertamente mi colega es más ocupado que yo. Anda escaso de tiempo, pero presume de lo contrario. Cuando intentas quedar con él, se muestra disponible y -luego me lo reconoció- te deja tantear días y horas por si coinciden con sus escasos espacios. Si lo consigues, te propina repentinamente un rebuscado “mejor otro día”, y si no, te dice qué le salió algo imprevisto. Temo convertirme en alguien semejante, corto de tiempo. 

5 comentarios:

Frecuentemente las prisas de la vida nos enredan y nos hacen olvidar lo que es verdaderamente urgente.
Un abrazo.

Aeronauta dijo...

Pasé a saludar. Sólo eso.
Saludos desde Chile

Angeles dijo...

Ya lo dice una frase " el tiempo es oro" y más por estos días, es imprescindible que no se nos olvide lo IMPORTANTE!!
Te dejo un abrazo e intento seguirte...

Portillo dijo...

A veces lo urgente sacrifica lo importante, la verdad que el tiempo a veces es un enemigo, jaja, digo. Me gusto mucho la imagen del post.

Su amiga por siempre que le quiere.

R.Portillo dijo...

Hay que aprovechar al maximo el tiempo de forma positiva.
Abrazo.