LO MÁS NUEVO

Lo que aquí se expone son meditaciones personales, no una doctrina. Si este espacio, nacido y expuesto desde la reflexión personal, ayuda a que otros reflexionen sobre sí mismos y orienten su vida hacia los valores del Evangelio, habrá conseguido su única finalidad.

sábado, 18 de septiembre de 2010

Astucia y valor de las cosas pequeñas

¿Por qué propuso Jesús la parábola del "administrador injusto"? El mensaje parece contradecirse con el Evangelio de Jesús. San Agustín, al reflexionar sobre ella dice que no le agradó aquel siervo fraudulento; defraudó a su amo y sustrajo cosas, no ciertamente las suyas. Además le hurtó a escondidas, le causó daños con el fin de prepararse un lugar de descanso y tranquilidad para cuando tuviera que abandonar la administración. Jesús no contó esta parábola porque aquel siervo hubiera cometido un fraude, sino porque fue previsor para el futuro. Si él se preocupó por la vida que tiene un fin, ¿por qué nosotros no nos preocupamos por la vida eterna? es decir no se alaba en la parábola la iniquidad, ni la injusticia, sino la astucia, la previsión de este hombre que tenía claro el medio para conseguir el fin que pretendía.

¿Cuáles son los medios que debemos emplear los seguidores de Jesús para "vivir" lo que El nos enseña? No debemos dejarnos atrapar por las redes que este mundo nos tiende, hemos de estar despiertos para no dejarnos amoldar por propuestas antievangélicas, como lo es la riqueza material.

Es triste que, mientras la gente se pasa la vida llorando por no poder alcanzar los bienes caros, se dejen de cultivar los que tenemos al alcance de la mano. La más grande y "barata" de las riquezas es la amistad. Un buen amigo vale más que una mina de oro. Sentirse comprendido y acompañado es mayor capital que dar la vuelta al mundo. Alguien que nos ayude a sonreír cuando estamos tristes es más sólido que una cuenta bancaria. ¡Y qué barato sale tener un buen amigo!; cuesta menos que una lata de soda o una porción de pan. Lo pueden tener los pobres y los ricos y casi nos es más fácil a los primeros.

5 comentarios:

Norma dijo...

Gracias por informarnos. Besos.

Juanita dijo...

Para ser feliz en la vida no es preciso poseer dinero, basta con tener amigos que aunque no les estemos viendo siempre tenemos la certeza de que siempre estan ahi, en cambio las riquezas materiales no siempre las vamos a tener...

Verdaderamente la amistad es uno de los mas grandes tesoro que el hombre puede tener. Un saludo!

¡Hola Roberto!
Nosotros somos una nación bien bendecida por Dios, aunque muchas veces no queremos darnos cuenta.
Muchas veces valoramos todo por el dinero.
Muy didáctica tu entrada.
Besos

R.Flores dijo...

Algunas veces no le damos la importancia a las cosas pequeñas y por eso nos suele suceder que no alcanzamos ni lo uno, ni lo otro.