LO MÁS NUEVO

Lo que aquí se expone son meditaciones personales, no una doctrina. Si este espacio, nacido y expuesto desde la reflexión personal, ayuda a que otros reflexionen sobre sí mismos y orienten su vida hacia los valores del Evangelio, habrá conseguido su única finalidad.

sábado, 29 de mayo de 2010

He vuelto

He tenido, durante toda la semana de ejercicios espirituales -en un ambiente propicio de silencio- un tiempo mayor para la oración, para el recogimiento, para la meditación;  para estar con el Señor, para hablarle a Él de mi vida y de las vidas que quiero y que debería querer más, que seguro le interesan y mucho; tiempo para vivir el día con mayor intensidad, contemplando las maravillas de la naturaleza, participando de la Eucaristía y el rezo de las Horas con tranquilidad y sosiego.

Me han acompañado como pautas de meditación las reflexiones y homilías del cardenal Carlos María Martini sobre el ministerio presbiteral. El trozo bíblico que da pie a las reflexiones del cardenal es conocido como el “discurso de Mileto” que tuviera San Pablo a los presbíteros de la Iglesia de Éfeso (Hch 20, 18-36). El entonces Arzobispo Martini la presenta enriquecida por las preguntas más profundas que acompañan la experiencia de los jóvenes presbíteros de su diócesis.  

Igualmente un punto de referencia aun mayor de meditación ha sido la parábola evangélica del tesoro escondido (cfr. Mt 13,45). Esta brevísima parábola me ha descrito -en sustanciosa síntesis- todo el drama del corazón que busca a Dios y los momentos cruciales que, uno tras otro, le llevan a la gran decisión definitiva.

Como el mercader de la parábola, he encontrado la piedra de valor y de importancia únicos ante la cual todas las demás cosas que atraen desaparecen. No he encontrado, por supuesto, la solución a todos mis problemas concretos, sino que he encontrado la respuesta total y plena a las inquietudes radicales de mi corazón en Aquel que se me presenta como el Camino, la Verdad y la Vida (Cfr. Jn 14,16), porque en estas tres grandes palabras se encierra el objetivo último de la búsqueda espiritual humana. 

8 comentarios:

Me alegro mucho de su vuelta y con un espíritu renovado, con la fuerza de un enamorado de Dios.
Oren por las monjas y los monjes, hoy la Iglesia está en fiesta por la vida contemolativa claustral.
Vocaciones , sé que las hay, pero cuentan de que dejen la comodidad que hoy día ofrece una vida de consumo.
Si no tenemos vocaciones, nos vemos obligadas a cerrar monasterios y es muy doloroso cerrar un Sagrario. Oren por nosotras.
Un abrazo
Sor.Cecilia

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

Me alegro de su vuelta y me alegro mucho que los ejercicios espirituales que ha realizado le hayan sido provechosos. En verdad Él es el único camino.Un saludo

Bienvenido de nuevo y remozado espiritualmente, no hay nada mejor que sumergirse en la palabra del Dios viviente.
Saludos

Angelo dijo...

Te hemos tenido presente en nuestras oraciones y contamos con alegría los pocos días que quedan para el gran don que vas a recibir. Unidos siempre
Un abrazo

MARISELA dijo...

hola, he llegado de visita, me encanta tu blog. No sabía que eras un futuro padrecito, te felicito por tu valentía. Espero que los ejercicios espirituales te hayan servido para afianzar tu confianza en el que te ha llamdo. Es maravilloso!!!!!!!! No dejes de poner alguna foto de la ordenación. Desde ahora rezaré por ti, para que seas un cura santo, lo necesitamos. Un abrazo en Cristo Jesús.

Bienvenido!!! Que bien el saber q ya esta con nosotros nuevamente, muchas bendiciones y me alegra inmensamente lo beneficioso q fue para su persona el santo retiro, bonita experiencia la suya, animo Padre Escalante su vocacion no es nada comun. Bendiciones.

Su amiga por siempre...

Mercuzzio dijo...

Creo que ya has sido ordenado sacerdote. ¡Enhorabuena! Que Cristo te colme de bendiciones en el Espíritu para que puedas abrir las puertas a la casa del Padre a muchos.

Un fuerte abrazo en Cristo.