LO MÁS NUEVO

Lo que aquí se expone son meditaciones personales, no una doctrina. Si este espacio, nacido y expuesto desde la reflexión personal, ayuda a que otros reflexionen sobre sí mismos y orienten su vida hacia los valores del Evangelio, habrá conseguido su única finalidad.

sábado, 24 de julio de 2010

"Cuando oréis, decid: Padre..."

Muchas son las veces que Jesús aparece en los Evangelios sumido en oración. El evangelista san Lucas es el que más se fija en esa faceta de la vida del Señor y nos la refiere en repetidas ocasiones. Esa costumbre, ese hábito de oración, llama la atención de sus discípulos, los anima a imitarle. Por eso le ruegan que les enseñe a rezar, lo mismo que el Bautista enseñó a sus discípulos. El Maestro no se hace rogar y les enseña la oración más bella y profunda que jamás se haya pronunciado: el Padrenuestro.

Lo primero que hay que destacar es que Jesús nos enseña a dirigirnos a Dios llamándole Padre. La palabra original aramea es la de Abba, de tan difícil traducción que lo mismo san Marcos que san Pablo la transmiten tal como suena. Es una palabra tan entrañable, tan llena de ternura filial y de confianza, tan familiar y sencilla, tan infantil casi, que los judíos nunca la emplearon para llamar a Dios

Por otra parte recordemos que esa oración que Jesús nos enseña nos dice que Dios es Padre nuestro. No mío ni tuyo, sino nuestro. Es cierto que las relaciones que Jesús establece entre Dios y el hombre son relaciones personales, de tú a tú. Pero también es verdad que esas relaciones pasan por el prójimo, hasta el punto que si nos olvidamos de los hermanos, no podemos llegar hasta el Padre. Así, pues, no se puede ser hijo de Dios sin ser hermano de los hombres. Por eso le llamamos Padre nuestro y pedimos el pan nuestro de cada día y que perdone nuestras deudas -no mis deudas-, al tiempo que prometemos que también nosotros, por amor suyo, perdonamos a nuestros deudores...

11 comentarios:

!Que hermosa enrada!, sin duda EL PADRE NUESTRO, es la oración más linda y que nos hacer ver realmente que somos HIJOS DE DIOS, y que como tal todos son nuestros hermanos.

Gracias por tan linda explicación de lo que cada palabra de esta hermosa oración.

Que Dios lo bendiga,

Con mucho cariño,desde San Isidro.- Perú.

María del Carmen

Gracias como siempre por sus explicaciones, son tan claras, nos acercan tanto al mensaje de Cristo . Gracias a sus palabras siempre descubro algo nuevo, algún matiz desconocido... Gracias

Que agradable forma de explicaar tan linda oración y motivarnos a descansar en el egazo de ese padre único ,bueno y misericordioso

El orar es una gran bendición para el ser humano y hay que aprender a hacerlo bien.

Y en verdad el padre nuestro es una bellísima manera de orar.

Saludos

Hola P. Roberto me gusta como nos hace ver la hermosura de la oracion. la verdad para mantenernos en sintonia con Dios es necesario orar. Bonita forma de evangelizar.

Su amiga por siempre. R.P.

R.Flores dijo...

Debemos hacernos ese hábito de orar siempre como Jesús, por medio de la oración se experimentan muchas cosas...

su chico dijo...

Nos hemos cruzado en tantos blogs amigos y nunca te visité
Ahora lo hago siguiendo mi particular y casual ley de Murphy
para lamentar no haberlo hecho mucho antes
Con tu permiso retengo y medito "no mis deudas" sino (obviamente) "nuestras deudas"
Acá debemos decir "nuestras ofensas"
¿para no decir (obviamente) "mis ofensas"?
Difícil eso de traducir el alma, el ser...
En el Amigo,
Al + Mc

El premio denominado RECONOCIMIENTO DE VALORES exalta los valores de algunos blogs que en todo momento y a través de sus entradas EXALTAN la constancia, el trabajo, la unión, la amistad, el crecimiento, el aprendizaje, entre otros valores fundamentales en este mundo bloguero. Las bases consisten en anunciar quien te otorgo el premio y luego transferirlo a otros blogs amigos. En este caso, lo recibí de, Sor Cecilia del blog «Estoy A Tu Lado» le agradezco me haya honrado con este premio.

Fuiste Premiado
http://sedconsolacion.blogspot.com/2010/08/reconocimiento-de-valores-2010.html

Oceanida dijo...

Asi es Padre Roberto, cuanta razon tiene. Es como una cadena en la que estamos absolutamente todos. El no se olvida de nadie y hasta llegar a su lado debemos pasar por nuestros semejantes primeros y tratarles como a tales. Como el no enseno...

Un fuerte abrazo.

Se le extrana!

Padre, enseñanos a cumplir tu voluntad.
Saludos. Buena entrada.

Roberto, amigo mía desde los principios de mimblog. Pasate a buscar tu premio de DEDICACIÓN, ayer noche yan no podia escribir más , tenia 20 premios y tuve que anularlos , mi vista ya no distinguia nada de nada, sigo con molestías pero no puedo exponerme más tiempo al ordenador. He dado 90 premios y estoy muy cansada, si bienen más los darñe a loa que no lo tienen.
Un abrazo con ternura
Brogger ahora no me deja añadir mas nombres pero es tuyo, llevatelo, tengo más seguidores como en tu caso.
Con ternura
Sor.cecilia