LO MÁS NUEVO

Lo que aquí se expone son meditaciones personales, no una doctrina. Si este espacio, nacido y expuesto desde la reflexión personal, ayuda a que otros reflexionen sobre sí mismos y orienten su vida hacia los valores del Evangelio, habrá conseguido su única finalidad.

jueves, 26 de marzo de 2009

Dolor, enfermedad

El dolor, realidad inevitable, es parte de la condición humana. Todos heredamos, al nacer, una capacidad de sufrimiento. Nadie se libra de esta terrible esclavitud.

Yo estoy pasando una experiencia de enfermedad, que dura ya algunas semanas. Me las he visto con mi sustancial finitud, contingencia, pura impotencia y radical pobreza.

Hace cinco días me sometí a una intervención quirúrgica, en la cual, sin razón de alarde, mantuve una actitud de confianza incondicional en Dios y eso me ha ayudado en sobremanera a estar en camino de recuperación.

En mi pequeña enfermedad, muchas personas me han ayudado y acompañado, por ellas se me ha revelado el rostro de Dios. Pude desconfiar, pues una voz interior me dijo: “¿Dónde está Dios?, te ha abandonado, te deja en soledad”. En seguida, el Señor me ha respondido: “Yo estoy en los hermanos que te rodean”, y me vino al recuerdo aquello de San Juan: “Donde hay caridad y amor, allí esta Dios”.


“Cristo no suprimió el sufrimiento y tampoco ha querido desvelar enteramente su misterio. El lo tomó sobre sí, y eso es bastante para que nosotros comprendamos todo su valor”.

LOS PADRES DEL CONCILIO VATICANO II EN SU MENSAJE AL MUNDO

8 comentarios:

Soñadora dijo...

Roberto, deseo de corazón una pronta recuperación para tí! Me alegra que hayas podido experimentar la cercanía de Dios en aquellos que te acompañan. Todos somos Sus Instrumentos.
Besitos y que estés bien!

MARISELA dijo...

Hola Roberto: ví tucomentario en mmi blog y me alegré de que estuvieras de vuelta, pero no sabía que estuvieses enfermo. No te preocupes, pues lo bueno de la cirugía es que verdaderamente cura: una vez que te quitan lo malo, ya vuelves a la normalidad. Se que es difícil la enfermedad, pero es muy fácil encontrar a Dios en ella, Él siempre estará escuchando tus oraciones y quejas. No tengas reparo y quéjatele de vez en cuando, Él no se ofende, todo lo que hace es reconfortarte, hacerte sentirte mejor. Ora mucho y no le hagas caso a la voz del diablito encima del hombro, se fuerte y no te olvides que los amigos estamos aquí, si te hace falta hablar, no te cortes.
Rezaré por tu buena recuperación y que no se borre la sonrisa de tu boca.Besotes y bendiciones desde España.

Nelson Diaz dijo...

Hermano, cuenta desde este momento, con mi compañía aunque lejana, deseandote no solo pronta recuperación, sino manifestandote mi admiración, mi respeto y mi orgullo por la fortaleza de tu espiritu, por ese corazon enorme del que eres dueño... por esa fe que atraera a tu vida cantidad de bendiciones... Un abrazo hermano, te felicito por tu actitud... sigue adelante y comparte con nosotros tus progresos, y la sabiduría de tu propia experiencia. Muchas gracias amigo

eli dijo...

hola!!! me gustó descubrirte en este espacio que nos llena de optimismo frente a las distintas experiencias que tenemos que atravesar en la vida....y el saber que SIEMPRE hay alguien que está a nuestro lado....como así tambien priorizar nuestra capacidad de lucha y de saber VER en los otros a nuestro verdadero "prójimo".Pronta recuperación y un placer leerte.

Natacha dijo...

Roberto, espero que te recuperes muy pronto. Que todo vaya muy bien. Desde luego eres un hombre muy valiente tu fe te ayuda mucho. Enhorabuena, amigo.
Un beso y cuidate mucho.
Natacha.

ILUSION dijo...

Hola Roberto,,,,espero te sigas recuperando satisfactoriamente de tu operación,,,,y es muy bonito lo que hablas con respecto a la fe en Dios¡¡¡¡¡¡¡¡¡
Besitos¡¡¡¡

Myr dijo...

Espero que te hayas recuperado de la op[eracion y que ya estes completamente sano y disfrutando d ela vida. Como bien lo señalas, tener fe y una actitud positiva ayuda, sin lugar a dudas a recuperar la salud fisica y el bienestar emocional.

Un abrazo y gracias por las lindas palabras que me dejaste en el cuento La Gruta. UN abrazo

HOLA,Roberto....
Espero estés plenamente recuperado.
Las enfermedades son como las tormentas.....
Luego que pasan....viene la calma...y la lluvia hace su efecto.
Todo, todo en la vida es para bien...si sabemos aceptarlo de acuerdo con la Voluntad de Dios...que siempre quiere el bien para el ser humano.
Paz y bien