LO MÁS NUEVO

Lo que aquí se expone son meditaciones personales, no una doctrina. Si este espacio, nacido y expuesto desde la reflexión personal, ayuda a que otros reflexionen sobre sí mismos y orienten su vida hacia los valores del Evangelio, habrá conseguido su única finalidad.

jueves, 6 de mayo de 2010

Ordenación Presbiteral



“Consciente de mi nada me postré, y me levanté Sacerdote para siempre”.
(Santo Cura de Ars)


Tengo el grato honor de invitarle(s) a la solemne celebración Eucarística, en la cual, por gracia particular de Dios, recibiré el Orden del Presbiterado por la imposición de manos de

S.E.R.

Mons. José Elías Rauda Gutiérrez, OFM.

Obispo de San Vicente



LUGAR: Parroquia Santa Barbara, Sensuntepeque

FECHA: 12 de junio de 2010

HORA: 10: 00 am.

15 comentarios:

Angelo dijo...

Ahí estaremos presentes muchos, aunque no de forma física . Anotado el día. ¡Que alegría, que noticia tan hermosa para dar gracias a Dios!Un abrazo. Es un honor vivir este camino contigo

Sera un inmenso placer acompañarle querido P. Roberto.
Cuente con mi presencia y animo en su camino.
Su amiga por siempre.

Cuente con mi oración todos lo dias y ese próximo 12 de junio de manera muy especial.Un saludo

rgr dijo...

Hermano, es un día de gran alegría para tu vida y para toda la Iglesia.
Desde el sur del continente, estaré allí con mi oración.
Que el Dios de la Vida ilumine tu ministerio y te acompañe todo tu sacerdocio.
Paz y Bien
Ricardo

Estaré espiritualmente en la liturgia. Es una alegría tremenda saber que Dios sigue llamando a personas para hacerlos candelabros donde prender su llama.

En enhorabuena a usted, Roberto y a toda la cristiandad. :)

Leduchicar dijo...

El Señor nuestro Dios que ha comenzado la obra, la lleve a feliz termino"

Gracias por su apoyo, consejos, lecciones, entrega y servicio.

Soñadora dijo...

Roberto, me ha emocionado leer tu invitación, aunque no estaré físicamente ahí, mis oraciones y mis buenos deseos te acompañarán.
Besitos,

Gracias por la noticia, es maravilloso que María nuestra Madre Celestial, bendiga esta Ordenación, hacen mucha falta santos Sacerdotes.

Desde Perú mis oraciones y compañía espiritual.

Cariñosamente,

María del Carmen

Lydia dijo...

Hi, nice blog & good post. You have beautifully maintained it, you must try this website which really helps to increase your traffic. hope u have a wonderful day & awaiting for more new post. Keep Blogging!

Aby dijo...

Roberto , hermano y amigo sea fisicamente o espirutualmente ahi estarè, desde ya estoy con ud con la oracion y el cariño sincero , Dios lo conserve para EL SOLO PARA EL ... RECIBA MI ABRAZO FRATERNO MUY SINCERO Y LLENO DE BUENOS DESEOS PARA UD ,
Recuerde lo que le repeti un dia ... " COMENZAR A SER SACERDOTE...." Palabras de Mamà Margarita a su hijo San Juan Bosco, ud completelas.
Con cariñ ode su hermana Aby

Oceanida dijo...

Biennnnnn. Que alegria Roberto, entrar a formar parte de ese ejercito hermoso de Dios. Alli estare con mis oraciones, desde este lado del oceano se rezara en su nombre y en el de todos los que como usted siguen el precioso camino.

Mil abrazos.

CAMINANTE dijo...

Felicidades y que se mantenga siempre con el alma noble y llena de amor.

Bonanza dijo...

Hola Roberto...

Felicidades porque en Junio haras tu gran entrega a Dios. Como tu amigo y compañero de seminario que fuimos quiero decirte, que me alegra que seas un hombre elegido y ungido para el Señor. El ministerio Sacerdotal consiste en dos cosas, consagrado y enviado. Te esperamos en Nicaragua para la mision.

muchas felicidades!!!

Roberto, desde que te conocí, rezaba por ti para que fueses sacerdote, nunca terminaba de saber qué te faltaba. Recuerdo que en un comentario ya pensaba que te habían ordenado sacerdote y te besaba las manos. Mi madre rezaba incesantemente para que me convirtiera y sus lágrimas me dieron la conversión . ¡Cuan poderosa es la oración!.
Recibe mi abrazo fraterno
Sor.Cecilia

Teresa dijo...

Hoy, a través de este blog, me he encontrado con un hombre que camina hacia la Cima que Dios le tiene reservada.

Que Dios le bendiga y le acompañe en este caminar, arduo pero lleno de grandeza, que inicia con su ordenación sacerdotal.

Un abrazo.